Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
FERNANDO SEPULCRE
Jueves, 14 de junio de 2018
TRIBUNA DE OPINIÓN

Compromís versus Diputación de Alicante

Guardar en Mis Noticias.

El diputado provincial Fernando Sepulcre destaca en este artículo de opinión el papel que juega la Diputación de Alicante en el desarrollo de los municipios y en la vertebración de la provincia. Sepulcre reflexiona también sobre la actitud de Compromís en la institución, partido al que acusa de seguir las directrices de la Generalitat y de Valencia, y de bloquear las inversiones que beneficiarán a 39 municipios de la provincia.

Cada día que pasa estoy más satisfecho de haber abandonado la disciplina de voto de Ciudadanos en la Diputación de Alicante y haberme apartado de esta formación. Y esto lo afirmo con rotundidad después de conocer y experimentar lo errado que está este Partido y lo mal que se podía representar al mismo en la Diputación de Alicante, cuando uno de sus objetivos políticos es su desaparición.

 

A lo largo de estos tres años me he dado cuenta que las Diputaciones son un nivel de organización política y territorial absolutamente necesario e imprescindible. Si no existieran habría que inventarlas. Las Diputaciones tienen su razón de ser en la necesidad de que exista una entidad política para una estructura territorial como es la Provincia, que por cierto es la configuración geográfica y el nivel de administración pública más racional y eficiente de nuestro país, especialmente por su cercanía a la realidad del territorio que abarca y a los habitantes a los que sirve.

 

Un buen ejemplo es la Provincia de Alicante que gracias a su Diputación tiene la capacidad y autonomía de gestionar unos recursos que permiten mantener una buena parte de sus políticas y servicios, y que los que persiguen su desaparición pretenden desviar hacia otros niveles como son los gobiernos autonómicos, es decir, en nuestro caso a la Generalitat Valenciana, que tiene su residencia en Valencia. ¿Alguien cree que el Marq, el Instituto de Cultura Gil Albert, el ADDA, SUMA y otros organismos provinciales de reconocido prestigio estarían en la ciudad de Alicante sino fuera por su Diputación Provincial? Pueden estar seguros que no. Si dependieran de la Generalitat Valenciana, no existirían o estarían en su mayoría en Valencia, donde tiene prácticamente todas sus sedes, la Generalitat Valenciana.

 

Si lo anterior es importante para nuestra Provincia y para nuestra ciudad de Alicante, que perdería indudablemente mucho si no existiera la Diputación, con todos sus organismos, competencias, recursos, personal, sedes, etc.; todavía es más importante y útil la Diputación para el bienestar y supervivencia de nuestros pueblos, especialmente los más pequeños que hay que decir que son la mayoría, y para ellos la Diputación es indispensable para la financiación de sus infraestructuras, para la asistencia legal y técnica de sus Ayuntamientos o la prestación de sus servicios municipales.

 

Ahora, nos enfrentamos a otro gran enemigo de la Diputación Provincial de Alicante, que se llama Compromís, que como saben forma parte del Gobierno de la Generalitat y tiene también tres representantes en nuestra Diputación Provincial. A lo largo de los tres años que llevamos de legislatura su única obsesión ha sido convertir la Diputación de Alicante en una Delegación de la Generalitat Valenciana, intentando detraer sus recursos económicos que ya se quedaban en Alicante y su Provincia, para cubrir y financiar competencias y programas que son de exclusiva competencia de la Generalitat, y cuyos recursos deberían salir de Valencia a Alicante y no al revés. Y lo han ejecutado de mil maneras: dictando decretos para coordinar desde Valencia sus competencias, lo cual intentaron en las materias de turismo, deporte y cultura, y digo intentaron porque estos decretos fueron anulados por ilegales por los Tribunales de Justicia; o dictando decretos, como hemos indicado, para que financie la Diputación de Alicante infraestructuras, programas o servicios que debería sostener en exclusiva la Generalitat Valenciana, en una campaña que bien podría resumirse en esta frase: yo decido el menu, yo invito a los comensales y tu pagas.

 

Pero lo más grave lo lleva a efecto en este momento el mismo Grupo Compromís de la propia Diputación Provincial de Alicante, que actúa como marioneta de Compromís de Valencia, que no solo no se preocupa de sus Alcaldes, huérfanos totalmente de una adecuada asistencia para poder trasladar sus proyectos e iniciativas a la Diputación, sino que además están en la postura de boicotear, bloquear y noquear la propia acción de gobierno de la Diputación negando la posibilidad de que salgan adelante en este momento 39 obras para 39 municipios de la Provincia de Alicante con un presupuesto global de más de 17 millones de euros. Estas inversiones, lejos de cualquier partidismo o dedismo, se han distribuido por toda nuestra Provincia y reflejan o atienden proyectos necesarios, algunos urgentes, que han sido presentados por los Alcaldes de estos municipios y que se han seleccionado por orden temporal de presentación. Para que se hagan una idea, si la distribución fuera dedocractica o partidista, no se entendería que 14 hayan sido asignados para municipios gobernados por PSOE, 11 para gobiernos Populares y 9 para gobiernos de Compromís y 5 para otras formaciones.

 

Entre estos proyectos hay instalaciones deportivas, culturales, proyectos de accesibilidad, de alumbrado que es están ralentizando por culpa de Compromís. Y yo me pregunto, qué opinarán los vecinos de estos municipios de Compromís, que además gobierna en muchos de ellos y que no podrán ver por ejemplo la Remodelación del Paseo Mediterráneo en Altea, el proyecto para la Rehabilitación del antiguo Colegio Cervantes para Biblioteca Pública en Pego, o un Centro de Día en  Banyeres de Mariola, por citar algunos con los que están en contra.

 

* Fernando Sepulcre es diputado provincial y concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Alicante.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress