Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
JORGE BRUGOS
Domingo, 6 de mayo de 2018

Principios volátiles

Guardar en Mis Noticias.

Mariano Rajoy visita Alicante. Por donde empiezo… porque la excursión del presidente de gobierno a nuestra ciudad ha dado para mucho, para muchas fotos, para muchos pitos y para muchas incoherencias, que vienen a enlazar todo lo sucedido hoy con la comitiva de M.Rajoy.

 

No he podido resistirme a soltar una carcajada cuando he leído en este mismo periódico que Guanyar Alacant había recibido al presidente de Gobierno con una sonora pitada como represalia, por, según ellos, visitar Alicante semanas después del ´Belmontazo´. Es contradictorio que Pavón critique el hipotético soborno a Belmonte por parte del Partido Popular cuando todos sabemos que el PSOE hizo hipotéticamente lo propio para que la tránsfuga apoyara a Montesinos en la investidura. Pero poco se habla de los chanchullos socialistas, y mucho de los Populares. Si el que actúa de forma temeraria es de mi color político, se hace la vista gorda y se escurre el bulto culpando por el mismo pecado al que es de una ideología distinta. Triste pero cierto. Los que presumen de revolucionarios, se estacan cuando tocan el cetro de poder con las yemas de sus dedos y envejecen políticamente volviéndose unos elefantes políticos que lo único que buscan es sentarse en la poltrona. 

 

Sillones… tan cómodos, tan muñidos…Esos muebles que hacen que algunas personas renuncien a sus principios o inteligencia solo para poder acomodar sus glúteos en uno de ellos. Gente, que cuando Luis Barcala era un don nadie, como me llegaron a decir, no daban un duro por él y rezaban para que Carlos Castillo u otro ocupará el lugar del actual alcalde. Regidor, que, con su nombramiento, ha visto multiplicados sus apoyos y ha conseguido que los que le daban la espalda den la cara por él hasta tal punto de compartir a bombo y platillo en todas las redes sociales que Barcala era el nuevo inquilino del balcón del ayuntamiento. O incluso personas, aparentemente desligadas en última instancia del PP, han asistido al acto multitudinario de ayer con aires renovados y haciéndose fotos por doquier con quienes criticaban hace no tanto tiempo.

 

Entristece ver este tipo de situaciones. Percatarte de cómo determinadas personas se venden solo por cosechar algún carguito, o una mera palmadita en la espalda del Presidente de Gobierno o del nuevo alcalde. Al final, lo importante no es la persona, ni el dinero, sino el poder. Todo el que tenga reposado su culo en el trono debe ser vitoreado. Da igual lo que se haya dicho anteriormente sobre una determinada persona si ésta por capricho del destino es bendecida con el bastón de mando. Este caballero Don poder, primo del caballero Don dinero, que en ocasiones parece más fundamental que los principios morales.

 

Incoherencias que maquillan la realidad y deterioran los preceptos de las personas. Es paradójico apoyar a una persona de la que antes despotricabas solo por el mero hecho de que tenga una determinada responsabilidad o tildar a otros de caciques cuando tú has apoyado y cooperado con la misma calaña chanchullera.

 

* Jorge Brugos es Coordinador de Comunicación de Ciudadanos (Cs) en Alicante ciudad.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress