Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
JORGE BRUGOS
Martes, 7 de noviembre de 2017

Inmortal Puigdemont

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: CATALUÑA

Nadie es profeta en su tierra, excepto Carles Puigdemont. Mientras en el resto de España se critica y lapida mediante la palabra al “líder” soberanista, la mitad de la población catalana le lanza rosas y besa por donde pisa.

 

Destruimos a Puigdemont, sin darnos cuenta de que se está saliendo con la suya. Está claro que nosotros siempre le vamos a ver como un cobarde sin agallas y como un político inepto marioneta de una camarilla de radicales antisistema. Nuestra opinión sobre él, no va a cambiar, pero a este, a Puigdemont le importa poco la valoración que tengamos los no independentistas sobre su persona. Solo le interesa la estima que le procesen los suyos, los secesionistas, sus votantes, los locos que están perturbados por el mero hecho de creer y seguir a un demente aún mayor. Un lunático, que es un héroe nacional, el nuevo Rafael Casanova, la nueva figura del independentismo catalán.

 

Puigdemont sabe de sobra que la independencia no es viable y es irrealizable. Lo único que le interesaba era hacer historia, ser memoria viva de Cataluña. Encarnar al hombre que estuvo a punto de logar lo que nadie hizo, la ansiada independencia. En un futuro muy lejano, los soberanistas acudirán en masa a la tumba de este cada día de la Llíada. Año tras año recordaran a Carles Puigdemont, aquel hombre de carne y hueso que se erigió como el salvador de Cataluña de las garras del Estado opresor español. Ese héroe del que se compondrán canciones, himnos en su honor. Porque l´Puigdemont sucederá a Ells Segadors como cántico independentista. Su figura será omnipresente, permanecerá por siempre en la memoria y en los corazones de los catalanistas. Como los poetas, el ex President se ha dado cuenta de que la única forma de vencer a la muerte es hacer historia, dejar huella y perpetuarse por siempre. Puede que no lo haga en nuestra mente, aunque nos pese o no, Puigdemont figurará en los libros de historia como el hombre que desafió al Estado Español, pero sí que lo hará en el recuerdo de los independentistas.

 

Para nosotros, los constitucionalistas, puede ser un cobarde, un incoherente, un trozo de carne con ojos, un hombre sin criterio ni libertad de decisión, el hombre que amenazo nuestro Estado de Derecho y el concepto de nación. En cambio, para los independentistas, es un héroe, un valiente, un estratega político, un intelectual, el hombre que luchó por los catalanes y sus derechos, la figura que desafío al Régimen dictatorial neo fascista español del 78. Un hombre, dos puntos de vista, dos realidades, pero solo una verdad, que todo lo realizado por Carles Puigdemont y su sequito es ilegal, y por algo están entre rejas o perseguidos por la justicia.

 

El que la hace la paga, y el fin no justifica los medios. Robin Hood también era un héroe para los pobres, pero eso no le eximia de ser un ladrón.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Miércoles, 8 de noviembre de 2017 a las 19:43
R.
Por favor, comparar a Carles Puigdemont con Robin Hood es como comparar a la mosca con el águila.

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress