Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
JOAQUÍN NÚÑEZ
Jueves, 5 de octubre de 2017
COLEGIO

Inmaculada-Jesuitas de Alicante comienza a aplicar un nuevo modelo pedagógico

Guardar en Mis Noticias.

El colegio Inmaculada-Jesuitas de Alicante revisa en profundidad el modelo pedagógico y comienza a aplicar en 4º de Primaria y en Infantil (3 años) su proyecto 'Vein21uno'.

No hay pizarra, ni pupitres y es difícil ver algún libro de texto. Podría ser una ludoteca o incluso un parque de bolas, pero son las clases de 4º de Primaria del colegio Inmaculada-Jesuitas de Alicante, que el jueves presentó oficialmente su proyecto 'Vein21uno', una revolucionaria iniciativa con la que pretende crear una nueva escuela adaptada a la realidad del siglo XXI. 

 

En la clase de David Grau las niñas y niños no están distribuidos en filas; se sientan en grupos de cuatro, unos frente a otros. Esta disposición facilita que se ayuden entre ellos, que dialoguen y colaboren. Se miran a la cara y se familiarizan así con el trabajo en grupo. Todos ellos manejan con destreza sus propios Chromebook, ordenadores portátiles, esenciales ahora en el nuevo proceso de aprendizaje.

 

Esta mañana están trabajando en el proyecto el "Ministerio del Tiempo". Tienen que descifrar un enigma y en un rato se irán al Museo Arqueológico de Alicante (MARQ), donde les esperan para seguir indagando en el problema que tienen que resolver. Un asunto que no es de Matemáticas, ni de Sociales, ni tampoco de Inglés o Valenciano. Se trata de un proyecto transversal que pone en contacto a las niñas y niños con todas las materias. Las rígidas fronteras de las asignaturas tradicionales se diluyen. Ahora todo tiene que ver con todo. Es más permeable. Y la creatividad, el pensamiento crítico y la colaboración y la ayuda mutua son esenciales.

 

Muy cerca de allí, en otro de los edificios del colegio, uno de los grupos de alumnas y alumnos de 3 años de Magdalena Cerdán está construyendo un castillo con diferentes materiales, mientras otro grupo confecciona coronas para las reinas y reyes, personajes que tendrán un papel importante en el proyecto "Bienvenidos a mi castillo". Tampoco aquí hay pupitres, ni pizarra y el suelo es de un color tan naranja que invita a soñar mientras las manitas recortan el cartón.

 

El colegio Inmaculada-Jesuitas de Alicante ha iniciado este curso en 4º de Primaria y en las clases de 3 años de Educación Infantil un ambicioso y valiente proyecto educativo que supone un cambio radical en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

 

El proyecto 'Vein21uno', coordinado por el profesor Pablo Miñano, es el resultado de varios años de trabajo de un amplio grupo de docentes convencido de que se podía revisar en profundidad el modelo pedagógico. También es el fruto de la determinación del director general del colegio, Roberto Garrido, y de la Compañía de Jesús, y del apoyo e impulso de madres y padres y antiguos alumnos del propio centro.

 

El colegio Inmaculada-Jesuitas de Alicante irá aplicando de forma progresiva al resto de cursos el proyecto 'Vein21uno'. Porque no se trata sólo de un cambio pedagógico. Esta revolución de la enseñanza implica importantes reformas en el colegio: clases más flexibles, con diferentes espacios para tareas concretas y con la incorporación de la tecnología. Pasillos, patios y espacios comunes serán a partir de ahora diferentes. Cambiarán las puertas y ventanas, y el color jugará un papel determinante en el nuevo proceso de enseñanza-aprendizaje. Todo será diferente.

 

Y todo ello impregnado del estilo ignaciano. Porque se trata también y, sobre todo, de que las alumnas y alumnos del colegio Inmaculada-Jesuitas de Alicante se preparen para ser útiles en el futuro, para que contribuyan a la mejora de la sociedad y para que traten de mejorar la vida de los demás.

 

Con ese formidable reto por delante, hoy unas niñas y niños de 4º de Primaria buscan un enigma por las salas del MARQ, mientras en la clase de Magdalena se construyen castillos de plastilina y se recortan coronas de cartón.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress