Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ALICANTE PRESS
Miércoles, 9 de agosto de 2017
GRUPO HOTELERO

Magic Costa Blanca acaba con la ‘guerra de las toallas’ en las piscinas de los hoteles

Guardar en Mis Noticias.

El Grupo Hotelero Magic Costa Blanca ha creado la figura del llamado ‘gestor del espacio’ en las piscinas para poner fin la la llamada ‘guerra de las toallas’. Empleados políglotas informan a los usuarios de las normas para evitar colas, carreras y una inapropiada ocupación de las hamacas.

“En ocasiones, los problemas más acuciantes requieren soluciones sencillas”. Francisco García, presidente de la cadena hotelera Magic Costa Blanca, con sede central en Benidorm, explica así cómo, después de mucho pensar, el grupo ha ideado un sistema que pone punto y final a lo que los medios de comunicación españoles han venido en bautizar como ‘guerra de las toallas’, un problema que afecta a la práctica totalidad de establecimientos de costa.

 

Los clientes de hoteles grandes, tienen como objetivo fijo y en ocasiones obsesivo conseguir una hamaca en la zona de baño. Para ello llegan hasta a madrugar, pese a estar de vacaciones, para ‘lanzar’ su toalla y reservar el espacio para todo el día, lo que se traduce en que los menos madrugadores se encuentran con la desagradable sorpresa de que no tienen sitio.

 

“Es un tema peliagudo, que genera quejas de los clientes, pero nosotros hemos encontrado la solución”, señala García.

 

Y la solución ha consistido en crear la figura del llamado ‘gestor del espacio’ en las piscinas: empleados políglotas que informan a los usuarios de unas mínimas condiciones para evitar colas, carreras e inapropiada ocupación de las hamacas.

 

La medida se ha implantado este verano, con carácter experimental, en la zona de baño del apartotel ‘Tropical Splash’, con resultado tan positivos que a partir del verano próximo se trasladará al resto de establecimientos de la cadena.

 

Las normas son básicas y sencillas: cuando la toalla permanece más de 25 minutos ocupando una hamaca y el propietario no se encuentra en el recinto de baño, el ‘gestor del espacio’ tiene potestad para retirarla y depositarla en consigna, donde el cliente la puede retirar sin problema. De esta forma esa hamaca queda libre para otro cliente.

 

Además, cuando se sale del recinto de la piscina es obligatorio llevarse la toalla, de forma que la hamaca que se ocupaba se libera. Se pone freno así a una práctica que es muy común en los hoteles: el cliente deja la toalla durante todo el día, incluso cuando sale para comer, visitar la playa o cualquier otra actividad que desee realizar. “Consideramos que eso es una utilización inadecuada del espacio de piscina, porque realmente la hamaca no la ocupa nadie pese a que hay clientes que desean una”, apunta García.

 

La experiencia ha resultado exitosa. “La clave está en la información”, señala María García, responsable del ‘Tropical Splash’. “Al principio los clientes no entendían muy bien estas medidas, pero cuando comprueban que, efectivamente, a la hora que vayan tienen hamaca libre, lo agradecen”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress