Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ALICANTE PRESS
Lunes, 24 de julio de 2017
CARMEN MONTÓN

La Conselleria de Sanidad inicia una cruzada contra la homeopatía y las "pseudociencias"

Guardar en Mis Noticias.

La Conselleria de Sanidad se ha puesto dura y ha iniciado una cruzada contra la homeopatía, la naturopatía, la medicina tradicional china, la acupuntura y la fitoterapia. También contra la osteopatía, la quiropraxia, el quiromasaje, la reflexología, la aromaterapia, la kinesiología, la sofronización, el Reiki y la terapia floral, entre otras pseudociencias.

La Conselleria de Sanidad ha dicho basta a las pseudociencias y ha remitido una instrucción a todos los departamentos de salud de la Comunidad Valenciana en la que recuerda que la homeopatía está excluida de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS).

 

El documento de la Conselleria explica que la cartera de servicios de Sanidad engloba técnicas, tecnologías y procedimientos basados en el conocimiento y la experimentación científica. Y recuerda el catálogo de actividades que el Ministerio de Sanidad considera pseudociencias por no considerarse práctica médica basada en la evidencia científica.

 

En esta lista de actividades que no se consideran asistenciales se incluye la medicina naturista, la naturopatía, la medicina tradicional china, la acupuntura, el ayurveda, la fitoterapia, la terapia nutricional o los tratamientos con vitaminas.

 

LA OSTEOPATÍA, EL YOGA, LA KINESIOLOGÍA Y LA ORACIÓN

 

También están en el listado la osteopatía, la quiropraxia, el quiromasaje y el drenaje linfático, la reflexología, el shiatsu o la aromaterapia, las técnicas de la mente y el cuerpo, el yoga, la meditación, la oración, la kinesiología, la hipnoterapia, la sofronización, el arteterapia, las técnicas sobre la base de la energía, el Qi-Gong o Chi-Kung, el Reiki, la terapia floral, la terapia biomagnética y cualquier otra actividad semejante.

 

El documento explica que en la actualidad se están introduciendo prácticas sin evidencia científica, que no curan y generan confusión y que por ello se han elaborado instrucciones para sentar "criterios uniformes" destinados a los profesionales del servicio valenciano de salud y a "contribuir a una mayor claridad en la adecuada prestación asistencial del sistema sanitario público de la Comunitat Valenciana".

 

En el escrito se afirma que en los centros de titularidad pública de la Comunitat Valenciana únicamente se desarrollarán actividades asistenciales reconocidas oficialmente y por profesionales sanitarios. De esta forma, "no está autorizada la publicidad, promoción, presencia o desarrollo de cualquier actividad que no sea reconocida por el Ministerio de Sanidad y sea consideradas como pseudociencia".

 

CARTA A LA MINISTRA DE SANIDAD: NO A LA HOMEOPATÍA

 

Al margen de la instrucción, la consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha enviado una carta a la Ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, para solicitar que se retire el reconocimiento de la homeopatía como medicamento que le concede el Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional del los medicamentos y productos sanitarios.

 

"La evidencia científica disponible concluye que la homeopatía no ha probado su eficacia en ninguna indicación o situación clínica concreta y esto se constata en que todos los productos homeopáticos se han aprobado sin indicaciones terapéuticas aprobadas y por tanto, no se les ha exigido demostrar su eficacia terapéutica", destaca la carta.

 

La consellera de Sanidad considera que la homeopatía "carece de evidencia que justifique su utilización clínica" y alerta de que "la consideración de homeopatía como medicamento supone un riesgo real que influye directamente en la protección y el restablecimiento de la salud, en tanto que incide en la información objetiva que tanto profesionales como la ciudadanía reciben sobre las alternativas terapéuticas disponibles, dado que puede provocar que se utilicen los productos homeopáticos en lugar de los medicamentos que han demostrado su efecto y se ponga en riesgo el derecho a la salud como derecho fundamental de la persona".

 

Por todo ello, Carmen Montón pide la derogación del artículo 50 del RDL 1/2015, que reconoce a los productos homeopáticos la condición de medicamentos.

 

La consellera de Sanidad se ha reunido (en la imagen) con representantes de los colegios de médicos, farmacéuticos, enfermería, técnicos superiores sanitarios y psicólogos, y del Instituto Médico Valenciano; y también de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, y el Consejo de Salud, entre otros. A todos ellos les ha explicado el contenido de la instrucción, que desde el departamento de Sanidad se ha enviado a todo el personal directivo de la Conselleria y las direcciones territoriales.

 

"La buena práctica médica está ligada a la evidencia científica. Desde la Administración debemos diferenciar claramente entre los productos que cuentan con un respaldo de medicina basada en la evidencia respecto a todos aquellos productos y prácticas que no han demostrado su eficacia", ha explicado la consellera. "No se deben sustituir prácticas que en algunos casos puedan aportar bienestar físico o emocional por tratamientos con eficacia terapéutica o curativa contrastada", ha destacado la consellera.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress