Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
PASCUAL ROSSER LIMIÑANA
Domingo, 4 de junio de 2017

Zarandajos

Guardar en Mis Noticias.

En la vida cada uno se define por sus actos, sean acciones u omisiones. Para decir las cosas con contundencia no hace falta levantar la voz, ni gesticular de forma deshonesta, incluso muchas veces el silencio es el mayor de los desprecios.

 

Hace unos días los medios de comunicación españoles daban una noticia ocurrida durante un partido de fútbol. Sorprendía dónde se había producido este hecho: en un un campo de fútbol, donde debe primar la deportividad por encima de todo.

 

Antes de empezar el partido de la final de la Copa del Rey se produjo un hecho lamentable. Simpatizantes de uno de los dos equipos contrincantes hicieron una pitada monumental al himno de España, himno que nos identifica a todos los españoles. Fueron unos ¡Zarandajos! Fue un acto colectivo cobarde, gamberro y maleducado. Y no es la primera vez.

 

El himno nacional es una de nuestras señas de identidad como nación, que nadie puede insultar.

 

Ante ese acontecimiento, hay opiniones para todos los gustos. Han surgido voces que proponen una decisión contundente contra los clubes de fútbol que lo consienten, incluso que lo fomentan: impedirles jugar una competición en la que esos equipos no creen. También se ha dicho que en casos como este tiene que suspenderse el partido de fútbol y jugarlo otro día, a puerta cerrada. A su vez, se ha manifestado que no se toque el himno nacional en ese encuentro deportivo.

 

Todo lo que se propone es fruto del disgusto por quienes no están de acuerdo con manifestaciones colectivas tan desafortunadas.

 

Ya lo decía Tom Hanks en su película Forrest Gump cuando dijo que “es tonto aquel que hace tonterías".  Máxime cuando esas tonterías afectan a la mayoría de los españoles que nos sentimos orgullosos de serlo.

 

*Pascual Rosser Limiñana es escritor en su tiempo libre, autor de tres libros, el último una novela corta titulada "Azul, verde, turquesa".

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress