Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
PASCUAL ROSSER LIMIÑANA
Sábado, 20 de mayo de 2017

Ahora

Guardar en Mis Noticias.

Ninguna organización debería prescindir de los que piensan o de los que emprenden, aunque sean otras personas las que decidan si son esas u otras las acciones que se ponen en práctica.

 

Renunciar a la inteligencia, al pensamiento del otro, es condenar al fracaso a una organización por mucha historia que tenga. No adaptarse a los nuevos tiempos, a nuevas actitudes, a las nuevas iniciativas, es cerrarse a las nuevas realidades.

 

Hace unos días asistí a la presentación de un libro en la Sede de la Universidad de Alicante en la calle Ramón y Cajal.  Uno de sus ponentes fue Pepe Reig Cruañes, un amigo y -como el dice- un casi hermano. Las familias Reig Cruañes y Rosser Limiñana tenemos lazos de amistad desde hace muchos años iniciadas por nuestros padres: desde Acción Católica en los años 60, con la Platajunta como oposición franquista, durante la transición española con posiciones diferentes desde el PSOE y la Democracia Cristiana, durante la democracia renovada desde 1975, con posiciones republicanas unos y monárquicas otros... Con todo, siempre ha primado uno de nuestros valores más importantes: la amistad.

 

El título del libro: "Socialistas, ahora". Sus autores Pepe Reig y Fran Sanz. Abrió la presentación José María Perea con un discurso sincero sin nada que desperdiciar, con palabras claras, de las que llegan al alma. Emilia Castelló comentó con su verbo fácil detalles y pasajes del libro. Los autores más que del contenido del libro en sí hablaron de su filosofía, de las fuentes en los que se habían inspirado, de la realidad del PSOE en la España de hoy. Un discurso de los que piensan y claman ser escuchados.

 

El día de su presentación fue casualmente el mismo que el debate de Díaz, Sánchez y López para las primarias del PSOE. El aire que se respiraba era de reivindicación, pero también de querer cambiar las cosas, de aportar, de sumar. De proponer cambiar algunos hábitos del PSOE para acercarse más al ciudadano de a pie y resolver con ellos sus problemas cotidianos no a partir de las promesas de un mitin o un programa electoral sino desde la acción directa.

 

En mi condición no militante en ningún partido político, que ve las cosas desde la barrera (reconozco que es una posición cómoda), me gustó que tuvieran las ideas tan claras. ¿Y su líder, las tiene?, ¿tiene la receta para recuperar el apoyo electoral de su partido durante sus mejores años? Esta es la cuestión.

 

En una España como la actual donde el bipartidismo del PP y del PSOE se resiste a desaparecer, y que los partidos nacionales emergentes de Podemos y Ciudadanos no terminan de consolidar su discurso, con cambios congresuales y asamblearios para adaptarse a su nicho electoral, quien "enamore" más al ciudadano, quien se ponga mejor en su piel, quien más empatice con sus circunstancias de la vida cotidiana y aporte soluciones, será quien más fácil tendrá de convencer al electorado con su programa de acción social.  Y el momento de hacerlo es ahora, porque nunca es tarde si la dicha es buena para ponerse al servicio del ciudadano y serle útil.

 

*Pascual Rosser Limiñana es escritor en su tiempo libre, autor de tres libros, el último una novela corta titulada "Azul, verde, turquesa".

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Sábado, 20 de mayo de 2017 a las 17:06
Pepe Reig Cruañes
Fue un placer hablar de cosas en las que creo teniendo en la primera fila a tu madre, la gran Mariajosé Limiñana, a la que he querido y admirado toda mi vida, a tu hermana Ana y a ti. Se habla mejor de lo uno espera y desea teniendo a la vista personas que le recuerdan lo que ha sido.
Gracias por ser también mi familia

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress