Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
JORGE BRUGOS
Jueves, 18 de mayo de 2017

Lógica socialista

Guardar en Mis Noticias.

PRIMARIAS DEL PSOE

SUSANA DÍAZ: 40.2%
PEDRO SÁNCHEZ: 45.5%
PATXI LÓPEZ: 14.3%

Esta encuesta terminó el día Viernes, 19 de mayo de 2017

Trincheras, disparos, sangre. Es la guerra. No entre nacionales o republicanos como aquella Guerra Civil que todavía esta presente en nuestro país. Ni el conflicto entre Carlistas y Felipistas de la guerra de sucesión española. Este, es un enfrentamiento de hoy, de ahora y que puede cambiar el presente y el futuro. Pedro Sánchez contra Susana Díaz, solo puede quedar uno.

 

No estoy exagerando, lo que vive el socialismo español en estos momentos da para escribir novelas, no de política, sino de historia, una memoria en la que los que en teoría eran compañeros e iban juntos de la mano se han separado como consecuencia de aspiraciones y concepciones de la socialdemocracia diferentes. Rivales capaces de atacarse por la espalda, de despotricar por doquier sin dejar títere con cabeza demostrando intolerancia y falta de fraternidad entre los militantes. Parece que los dos candidatos lideran dos partidos distintos, como si las siglas se hubieran disgregado. Pedro se ha quedado con el Partido Socialista, Susana, sin embargo, ha preferido representar al Obrero Español.

 

Enfrentamiento que puede conllevar un funesto final. Es evidente que gane quien gane de los dos van a rodar a cabezas. No por revanchismo o venganza, sino porque es pura lógica. Nadie defiende un partido cuando no apoya el proyecto que este tiene. Si ganan los susanistas, los sanchistas harán las maletas, se sentirán huérfanos. Si por el contrario son estos los que se alzan con la victoria en las primarias, los fieles a la andaluza se verán obligados a exiliarse y decir adiós a la formación que vieron crecer.

 

Dicen que en tiempos de crisis, de guerra y de convulsión se necesita a un hombre de paz. Un ser dócil que apacigüe a las fieras,  derribe las trincheras y construya puentes. En esta batalla por conquistar Ferraz, este papel lo juega el ex lendakari Patxi López, el cual esta ejerciendo de padre, el progenitor que intenta calmar a sus hijos enrabietados. Él representa el sentido común, algo difícil de tener en un mundo tan convulso como el de la política. Es fácil destruir, hasta un mono lo haría, lo complicado es construir, solo un ingeniero puede hacerlo. En lugar de insultar o de desacreditar a los otros, este intenta buscar consenso, sembrar dialogo y entendimiento en un campo de minas. Encontrar lo bueno de cada proyecto y eliminar lo malo. Sin venganzas, sin revanchismos, sin reproches. No hay perdedores, todos ganan, el PSOE sale victorioso, no destruido y derrotado.

 

Mi  sentido común, eso de lo que le sobra a Patxi. Me dice que el líder de un partido de centro izquierda debe de tener esa misma ideología. Del mismo modo que la cabeza del Partido Popular no puede ser socialdemócrata, el líder del socialismo no puede tirar para la derecha. Algo que si le pasa a Susana Díaz, que como dice un amigo mío del PP, se ha equivocado de partido. En lugar de coger el azul, escogió el rojo. Un rojo socialista, que ahora no tiene color, como dicen sus militantes, el PSOE ahora mismo no es ni socialista, ni obrero, ni español. Y quizá tampoco sea partido.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress