Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EFE
Viernes, 7 de abril de 2017
TURISMO

Adiós al barco réplica del Santísima Trinidad fondeado en el Puerto de Alicante

Guardar en Mis Noticias.

El barco réplica del 'Santísima Trinidad', fondeado en el puerto de Alicante desde hace varios años, está en estos momentos sin licencia y tendrá que ser trasladado a dique seco para ser reparado.

El ayuntamiento de Alicante condiciona cualquier posible uso futuro del barco réplica del 'Santísima Trinidad', fondeado en el puerto, a la previa reparación, porque hay peligro para cualquier actividad. En declaraciones a los periodistas tras visitar el primer 'área de pernocta en tránsito para autocaravanas' de la ciudad, en la Playa de San Juan, el alcalde alicantino, el socialista Gabriel Echávarri, ha señalado que hay un informe de Capitanía Marítima que advierte de que la réplica "corre peligro y que hay que sacarlo a dique seco para repararlo".

 

En todo caso, el alcalde ha aclarado que el ayuntamiento carece de competencias ya que corresponde a la Autoridad Portuaria, cuyo plazo dado para sacar el barco del muelle expiraba ayer aunque los dueños han pedido alargar el plazo por imposibilidad de mover el buque.

 

Así, el Santísima Trinidad está en la actualidad "fuera de licencia" porque su continuidad estaba supeditada a superar el examen de Capitanía Marítima, lo que no ha sucedido. Pese a no tener competencias, el alcalde ha manifestado que tratará de colaborar para la retirada aunque no para pagar los costes de reparación, que podrían ascender a unos 200.000 euros.

 

Echávarri ha insistido en la idea de que, según Capitanía, el Santísima Trinidad "corre peligro, por lo que hay que sacarlo y repararlo, y luego que nos presenten un proyecto".

 

El Santísima Trinidad llegó al puerto alicantino procedente de Málaga hace varios años, y durante este tiempo y hasta el pasado octubre (cuando cerró las puertas) ha estado abierto al público como establecimiento hostelero.

 

De 63 metros de eslora y 140 cañones en cuatro alturas, el Santísima Trinidad fue el buque insignia de la Armada española durante la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX hasta su trágico final en la batalla de Trafalgar.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress