Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
JOAQUÍN NÚÑEZ
Jueves, 30 de marzo de 2017
ENTREVISTA

Dr. Kovacs: "Lo único que previene las dolencias de espalda es el ejercicio"

Guardar en Mis Noticias.

El Dr. Francisco Kovacs imparte hoy jueves una conferencia en la Clínica HLA Vistahermosa de Alicante sobre los últimos avances en el tratamiento de las dolencias de espalda. El 80% de la población española tendrá a lo largo de su vida algún tipo de patología vinculada a la espalda.

El Dr. Francisco Kovacs (Palma de Mallorca,1964) es el principal investigador español en el campo de las dolencias del cuello y la espalda. De hecho, los estudios científicos que ha dirigido este prestigioso médico representan el 90% de la investigación médica española en este campo. En la Clínica HLA Vistahermosa de Alicante imparte la conferencia "Innovaciones deparadas por el progreso científico en el tratamiento de las dolencias de espalda".

 

- ¿Es cierto que el 80% de la población española tendrá a lo largo de su vida algún tipo de dolencia vinculada a la espalda?

 

Sí. El 1% de las patologías deriva de una enfermedad sistémica que se manifiesta en la espalda, como un cáncer o un aneurisma. El 4% se debe a una compresión neurológica por una afección estructural de la columna, esencialmente una hernia discal o una estenosis espinal que están comprimiendo alguna estructura neurológica. El 95% restante corresponde a lo que se llama síndromes inespecíficos, que esencialmente consisten en que sin que haya nada estructuralmente roto, la musculatura y los tejidos blandos de la espalda no están funcionando bien.

 

- ¿Hay alguna dolencia o patología del cuello o la espalda vinculada a nuevos hábitos de la sociedad, como por ejemplo el uso de dispositivos móviles y teléfonos?

 

La investigación realizada en los últimos 20 años ha cambiado radicalmente el concepto de las dolencias de la espalda y por tanto la estrategia diagnóstica recomendada y la estrategia de tratamiento. Así como antiguamente se pensaba que la espalda era la columna vertebral, y eso era lo esencial, es decir los huesos y los discos, hoy en día se sabe que de la misma manera que si un mástil se mantiene recto es por la tensión de las cuerdas que lo mantienen, para que la columna funcione, se mantenga recta y mantenga el equilibrio cuando nos movemos, hace falta la tensión dinámica y ajustada en cada segundo en función de la postura que aporta la musculatura y el sistema nervioso central que coordina la tensión que en cada momento tiene que tener cada musculo vinculado con la espalda para que el equilibrio se mantenga. Con ese concepto los nuevos hábitos influyen en la medida en que induzcan a una vida más sedentaria en la que la musculatura no esté bien desarrollada. No es que sea tan grave que con el móvil tengamos más flexión de cuello por poner un ejemplo. Todos los estudios apuntan a que el uso de las nuevas tecnologías sólo se asocia a un mayor riesgo de padecer una dolencia de espalda en la medida en que influye en un hábito sedentario. Si se hace el ejercicio suficiente para compensar el uso de las nuevas tecnologías no tiene por qué generar problemas.

 

- ¿Que recomienda de forma general para evitar problemas de espalda a quienes no tenga ya una patología especifica?

 

Lo único que ha demostrado tener un efecto preventivo es el ejercicio, en el sentido de reducir el riesgo de que aparezca dolor. Si el dolor aparece, el hecho de hacer ejercicio acorta su duración y disminuye el riesgo de que el dolor repita. Hacer ejercicio no reduce la intensidad del dolor, pero si su duración. En contra de lo que se ha creído muchos años la higiene postural tiene un efecto mucho más pequeño en ese sentido.

 

- ¿La natación es tan buena para la espalda o es un mito?

 

Cuando se han hecho estudios se ha visto que cualquier ejercicio tiene más efecto que ninguno, de manera que no hay excusa para los vagos. Pero por otra parte, de manera preventiva y en la población sana, no hay diferencia apreciable entre un ejercicio y otro salvo que se practique a niveles competitivos casi profesionales. Si de lo que hablamos es de la práctica habitual de ocio, tres o cuatro veces por semana no hay diferencia. Lo mejor es que cada uno haga lo que le más gusta con tal de que haga algo.

 

- ¿Hay alguna práctica deportiva que castigue especialmente la espalda?

 

Hay ejercicios que si se van a practicar de forma muy intensa requieren más entrenamiento compensatorio que otros. En general, aquellos que impliquen torsión e inclinación rápida requieren una musculatura más preparada que los que no los requieren. Por ejemplo, si uno va a jugar muy en serio al squash, de manera profesional y continuada todos los días, va a tener que hacer más ejercicios compensatorios para que su musculatura de la espalda lo soporte que una persona que vaya a nadar. No es que haya deportes prohibidos. El planteamiento es que si para prepararnos para un maratón hace falta entrenarse con tiempo, para practicar deportes que para la espalda suponen un esfuerzo especial hace falta prepararse con tiempo.

 

- Imparte usted una conferencia en la Clínica HLA Vistahermosa de Alicante sobre innovaciones en el tratamiento de las dolencias de espalda. ¿Cuáles son las más importantes?

 

En los últimos 10 años ha cambiado la estrategia de tratamiento. Se ha demostrado que algunos tratamientos que los médicos hemos prescrito o aplicado durante años son inútiles o incluso contraproducentes. Es el caso del reposo en cama. O de los ultrasonidos o el paracetamol, que durante muchos años los médicos hemos prescrito. Ha demostrado ser eficaz para muchos dolores, pero en el caso del dolor de espalda no han tenido más efecto que el placebo. Han aparecido nuevos tratamientos que han demostrado ser eficaces, efectivos y seguros, como la intervención neurorreflejoterapica que permite curar a pacientes que hace unos años carecían de tratamiento satisfactorio. Y por último, otros tratamientos que han demostrado ser muy eficaces en unos casos muy concretos, pero que no se tienen que aplicar en otros, como la cirugía de columna. Ha demostrado ser eficaz en unos casos muy concretos, pero que representan el 1% del conjunto de las dolencias de la espalda. A ese 1% hay que operarlo, pero no hay que operar a aquellos pacientes en los que la cirugía no va a mejorar la situación.

 

- Existe una especial preocupación en las madres y padres de los escolares sobre aspectos como el peso que llevan sus hijos en las mochilas cargadas de libros o los hábitos sedentarios, ¿qué recomienda a las familias?

 

Por una parte, hay estudios que demuestran que el hecho de padecer dolencias de la espalda de niño aumenta el riesgo de sufrirla de manera crónica de adultos. Lo más importante es inculcar al niño hábitos deportivos sistemáticos de forma que los tenga toda su vida. Es muy difícil que alguien que nunca ha hecho ejercicio hasta los 30 años empiece de repente a hacerlo a partir de esa edad. Eso es lo más importante porque depende de uno mismo y no de decisiones administrativas. Al margen de eso, hay estudios que demuestran que el peso de la carga escolar no debería exceder el 10% del peso corporal del niño. Un niño que pesara 30 kilos no debería llevar más de 3 kilos encima. Por otra parte, hay que tener especial cuidado con el pupitre en edades en el entorno de la pubertad, cuando unos niños son mucho más altos y otros siguen siendo niños y por tanto más pequeños. Imagínese una clase en la que los más grandes pueden meter sus rodillas con dificultad debajo del pupitre, mientras que a los más pequeñitos les cuelgan los piececitos sin tocar el suelo. Hay estudios que demuestran que en esas edades tener una silla de altura ajustable reduce la frecuencia del dolor de espalda. El problema es que tanto lo que tiene que ver con el peso de la carga escolar como el mobiliario son decisiones colectivas que implican decisiones administrativas y los hechos demuestran que es bastante más práctico confiar más en las medidas que pueda tomar uno mismo sin depender de otros.

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress