Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
REDACCIÓN
Miércoles, 27 de julio de 2016
FINALISTA DE LANZADERA

Una App alicantina utiliza técnicas de videojuego para luchar contra los kilos de más y fomentar estilos de vida saludables

Guardar en Mis Noticias.

El proyecto de Mío Diet es uno de los 40 finalistas del programa Lanzadera impulsado por el empresario Juan Roig. Liderado por Diego Salinas, ingeniero ilicitano curtido en Sillicon Valley, aplica técnicas de modificación conductual empleadas por plataformas como Facebook o Twitter para crear hábitos de uso.

Declarar la guerra a las dietas para fomentar un estilo de vida saludable y sostenible en el tiempo. Eso es lo que se ha propuesto un equipo de emprendedores alicantinos con la puesta en marcha de Mío Diet, una aplicación para dispositivos móviles que permite a nutricionistas y entrenadores personales hacer un seguimiento fiel y ceñido a las necesidades de sus pacientes o clientes.

 

No es una más de los cientos de aplicaciones que pueblan las plataformas de descarga. Hay algo que la distingue del resto: un novedoso motor de programación que se basa en las técnicas utilizadas por la industria de los videojuegos. El propósito es cambiar los hábitos alimenticios de los usuarios de forma no traumática.

 

La herramienta, desarrollada por un equipo de emprendedores alicantinos, se encuentra entre los 40 finalistas del proyecto Lanzadera, la aceleradora empresarial de Juan Roig, después de una criba realizada entre más de 1.000 proyectos. Antes ya había contado con el respaldo de Área 31, la incubadora del Instituto de Empresa. A este éxito inicial ha contribuido la presentación de una idea que pretende modernizar para siempre la receta de la pérdida de peso a la vez que contribuye a un estilo de vida saludable de forma duradera. Intentar llegar a viejos con calidad de vida y reduciendo al máximo la posibilidad de sufrir enfermedades físico o neurodegenerativas. Una tendencia que ya arrasa en Estados Unidos y que empieza a asomar en algunos países de Europa.

 

“La App está concebida para ser usada por especialistas del campo de la salud y la actividad física como una herramienta para poder incrementar la adherencia al tratamiento”, explica Diego Salinas, director del proyecto. Algo que es especialmente clave durante las dos primeras semanas, explica. Para ello, Mío Diet utiliza un sistema de gamificación y modificación conductual utilizado por plataformas como Facebook o Twitter para incrementar la recurrencia. “De la misma forma que consultas repetidamente una aplicación en tu teléfono móvil, hay hábitos relacionados con la comida, el juego o el tabaco que se disparan por un motivo en concreto”, asegura Salinas. “Lo que hemos conseguido es monitorizarlos para establecer patrones y anticiparnos a ellos”, explica este ingeniero industrial ilicitano por ICAI, Executive MBA por el Instituto de Empresa y Design Thinker por la D-School de Standford.

 

Fue allí, en Palo Alto (California), donde aprendió la metodología de IDEO para la solución de problemas para el gran público. Aplicadas al estudio del “bucle del hábito”, un concepto estudiado por el catedrático Charles Duhigg, le ha permitido junto al programador Alberto Aznar desarrollar una App que, con la labor de comunicación de Alejandra Bonmatí, puede ser de gran ayuda para sus usuarios.

 

“La mayoría de las veces comemos sin hambre. Es algo fruto de un hábito lo que te empuja a ir a la máquina de golosinas de la oficina o al frigorífico de tu casa. El desencadenante puede ser una bronca con el jefe, con tu mujer, la necesidad de hablar con alguien o el simple aburrimiento. El contacto permanente con el profesional de la salud hace que se detecte cuándo ese hábito se dispara y se pueda sustituir por otro más saludable”, señala Salinas.

 

Con Mío Diet este grupo de alicantinos se ha propuesto ayudar a hacer miles de vidas mejor o contribuir a la consecución de objetivos mayores, como que deportistas de élite puedan adaptar sus dietas a las pruebas que estén preparando.

 

*Imagen superior: Diego Salinas, Alberto Aznar y Alejandra Bonmatí, en las instalaciones de Lanzadera.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Puede dejar su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress